El proyecto pretende ser una plataforma innovadora de intervención comunitaria con la instalación temporal de un módulo que sirva de HUB o laboratorio para trabajar con en el vecindario a pie de calle. Este módulo se instalará y construirá mediante la colaboración de la comunidad y servirá como punto de referencia para arreglar y dinamizar el resto de espacio público.

La metodología se plantea mediante dos espacios de trabajo, espacios de diálogo y reflexión colectiva donde se detectan necesidades y se  plantean propuestas y un espacio de construcción colectiva de los proyectos resultantes, garantizando espacios de participación con acompañamiento técnico y estructurado en cinco fases de trabajo.

En el estado inicial del proyecto, la construcción prefabricada o contenedor marítimo, servirá de espacio de trabajo para construir y habilitar el resto de espacio libre, mediante la construcción de mobiliario urbano, juegos, escaleras, barandillas y ajardinado. Después, una vez acabada la construcción y urbanización del espacio, el contenedor será un nuevo equipamiento para el barrio, auto gestionado por las entidades que vayan a utilizar este nuevo espacio exterior y la ciudad ganará un nuevo espacio público verde y de calidad temporalmente hasta que en el futuro se realice el soterramiento real de las vías del tren.

El Módulo será un espacio de referencia para el barrio y un motor de transformación y empoderamiento y con este proyecto pretendemos dar acceso a la cultura, la tecnología a la ciudadanía así como el derecho de decisión y diseño del espacio público, para garantizar zonas de ocio saludables y calidad, gracias a actividad socioulturales y educativas.

QUIERES PARTICIPAR EN LA MEJORA DEL BARRIO? ESCRIVE UN CORREO A: info@contornourbano.com O LLÁMANOS AL 623 04 45 47

FASE 01

Después del primer mes de trabajo con el proyecto Modul, hemos conseguido poco a poco volver a llenar de vida el espacio, con bancos que facilitan descansar cómodamente y e y unas escalas que ayudan a acceder al parque. Y lo hemos conseguido gracias a todas las voluntarias y voluntarios, a la asociación Makea tú vida y al equipo de Contorno Urbano. Así como asegurar el suelo de objetos peligrosos y facilitar el acceso con un pequeño puente que nos lleva a las mesas de picnic, hechos con material reciclado.