ART ALS MURS

«Art als murs: mejora del espacio público a través de la comunidad» es un proyecto social y educativo con jóvenes de entre 13 y 22 años financiado principalmente por Obra social La Caixa en 2017-18.
La creación y formación de este grupo responde a la necesidad urgente de actuaciones comunitarias en la ciudad de Hospitalet con un espacio público muy degradado. Estas actuaciones no solo recuperan espacios urbanos deteriorados, sino que establecen vínculos entre entidades o colectivos locales y jóvenes interesados en el arte.
El proyecto consta de 3 fases: formación, apoderamiento y continuidad que se realizaron en continuo durante nueve meses entre 2017 y 2018.

El grupo destinatario del proyecto estaba formado por jóvenes de la ciudad inscritos de manera voluntaria y sin coste económico. La duración de las sesiones semanales era de dos horas las sesiones de teoría o diseño y de hasta 4h las de ejecución y pintura.

Las sesiones más teóricas se realizaron en los meses de invierno (octubre-enero) y las sesiones prácticas entre febrero y junio. Las sesiones de co-diseño fueron constantes durante todo el proyecto y se alternaban a la ejecución de las propuestas de los jóvenes.

Objectivos y consideraciones

– Creación de un grupo de jóvenes de la ciudad interesados en el arte, el grafiti y la comunidad.

– Establecer un programa educativo interesante y completo que los formara y capacitara para emprender sus propios proyectos en el futuro.

– Hacer una evaluación continúa de los resultados y experiencias del grupo y entrevistas al inicio y al final del proyecto para valorar su evolución.

– Llevar a cabo un seguimiento durante los siguientes 24 meses una vez finalizada el proyecto de los participantes para ver cuántos de ellos han continuado con la práctica artística.

– Vincular este grupo a proyectos activos de la fundación así como nuevos proyectos para que se relacionen con otros colectivos.

Sesiones de teoria

Estas sesiones de teoría fueron las primeras que realizamos intercalándolas con sesiones prácticas de introducción para que desarrollaran interés y habilidad en la técnica a aplicar. Las sesiones estaban conducidas por una educadora referente del grupo y profesores que enseñaban diferentes técnicas como puede ser lettering de grafiti, personajes, collage, etc. En total pasaron 4 profesores «externos» durante todo el curso.

También realizamos rutas y visitas guiadas a intervenciones realizadas en la ciudad para los jóvenes y se cubrió la historia y teoría de la evolución del grafiti y el arte urbano como parte del temario así como el visionado de material documental especialmente relevante.

Sesiones de diseño

Una vez los participantes tenían una base teórica sobre el movimiento y algunas técnicas básicas se empezaron a involucrar en procesos de co-diseño de algunos proyectos comunitarios de la ciudad que la fundación estaba realizando. El proyecto se transformó en un espacio de apoyo para formar jóvenes que nos ayudaran a diseñar y dinamizar las intervenciones como parte de su formación.
En estas sesiones los participantes tenían que diseñar la intervención bajo alguna premisa que dictara el espacio: temática, dimensiones, participantes, etc. Este diseño se realizaba después de una reflexión grupal y una lluvia de ideas seguido de un debate de presentación de las propuestas.

Ejecución de las propuestas

Una vez diseñada la propuesta, tocaba ejecutar la intervención. Hicimos jornadas ampliadas y fines de semana para disponer de más tiempo. En total se diseñaron y ejecutaron una decena de intervenciones en Hospitalet y cercanías y se trabajaron con otros jóvenes, centros educativos y artistas profesionales.

Es en esta tercera fase con la confianza generada en las sesiones anteriores donde lograron los conocimientos y la capacidad para sacar adelante sus propios proyectos en el futuro.

Continuidad: Un año después

No hay mejor manera de explicar los beneficios del proyecto que el seguimiento realizado a los jóvenes y las oportunidades generadas. Un año después de finalizar el proyecto, nos surge la oportunidad de realizar un pequeño mural al exterior del nuevo espacio joven de la ciudad. Decidimos que lo mejor que podemos hacer se derivar este trabajo a los jóvenes del programa para que acompañen a los otros jóvenes usuarios del espacio en el diseño y elaboración del proyecto. La fundación efectuó el acompañamiento y la documentación de la propuesta que se diseñó y ejecutó al 100% por los participantes del proyecto y los jóvenes del casal.

También con la vocación de dar continuidad al proyecto de formación y de integrar a estos jóvenes a las actividades de la Fundación los 3 participantes mayores de edad participaron en el programa de intercambio YOUTHPOWER y viajaron a Gotemburgo en Julio de 2019 con otros jóvenes de L’Hospitalet.

Más del 70% de los participantes está cursando actualmente estudios superiores de arte y el otro 30% estará en disposición de hacerlo después del bachillerato. La efectividad del proyecto ha sido demostrada y la relación con la mayoría de los participantes y la fundación todavía se mantiene.