ELBI ELEM

Entrevistas 12+1

INTRODUCCIÓN Y COMIENZOS:

Cómo, cuándo y porqué empiezas a pintar. Nombre artístico y razón
Empecé pintando y haciendo escultura de muy niña, pero no fue hasta el 2008 que finalmente conseguí deshacerme de las razones que me retardaban a coger ese camino, fue a partir de ese momento que empecé a poner toda mi energía allí.

Mi nombre artístico lo cambié hace un año, hasta entonces era “labuenaylamala”, un pseudónimo que quería cambiar por otro que pareciera el nombre de una persona real,  independientemente del sexo. Surgió de manera muy espontánea, es la transcripción fonética de las letras LBLM en inglés.

Me gustó como sonaba, era el mejor momento para hacerlo, y lo cambié sin más dilación.

¿Se puede vivir del arte?
Si, se puede.

¿Cómo llega uno a vivir de su obra artística?

Definitivamente con mucho trabajo, tenacidad, paciencia, y pasión.

¿Qué es lo malo y lo bueno de que se convierta en tu modo de vida?

Aunque hay momentos muy difíciles, lo bueno supera a lo malo siempre.

Quizás a veces he de encontrar la manera de no pasar tantas horas trabajando encerrada en mi estudio porque se me olvida el otro mundo.

Lo positivo es poder hacer lo que me gusta y necesito hacer. Ser consciente de que es un regalo y estar agradecida por ello.

OBRA Y PROCESO CREATIVO

¿Cómo definirías tu obra? ¿Significado e intenciones (temáticas, estilo, iconos e imágenes habituales, técnica, materiales, influencias…?
Está totalmente ligada a mi interior. No suelo hacer bocetos previos si no es imprescindible, simplemente  me dejo llevar por mi instinto. La música juega un papel muy importante en mi obra, en especial la electrónica.

Es de carácter abstracto y lo que intento siempre es componer utilizando formas, colores, geometría y gestos buscando un equilibrio entre ellos.

Me gusta utilizar variedad de materiales,  incluso diferentes e impensables de mezclar entre sí. En ellos  encuentro una grandísima  fuente de inspiración,  también me gusta ser muy libre en la creación. No quiero encasillar mi creatividad ni ponerle límites, ya sea al usar la misma paleta de colores, materiales, técnicas o disciplinas. Me aburriría haciendo siempre lo mismo.

Más bien es una necesidad, así que aun con miedo procuro desafiarme a mi misma muy a menudo. De los errores, también se aprende mucho.

Empecé haciendo escultura cinética en 2002. Con ella me interesa invadir delicadamente ese espacio que normalmente no percibimos o no le prestamos atención. Me atraen mucho las sombras y proyecciones que provocan multiplicándose, y transformándose continuamente al estar en movimiento. Me identifico mucho con ella.

Con la pintura y escultura mi fin es hacer una fusión de ambas, puesto que siempre me ha interesado el volumen y las formas tridimensionales. En las intervenciones murales o  instalación de arte urbano, intento cada vez más mirar a mí alrededor, jugar e integrar la obra pensando en la arquitectura, mobiliario urbano, colores o elementos que rodean el espacio a intervenir.

·  Evolución. Cuéntanos cómo ha ido evolucionando tu trabajo hasta llegar a lo que haces ahora.

Hace más de 20 años estudié cerámica artística pero nunca me dediqué a ella porque no era el momento. Ahora no veo el día en que pueda aunar todo lo que he aprendido en este tiempo para desarrollarlo con esta  maravillosa técnica.

Cuando era muy joven, comencé haciendo ejercicios figurativos, y realistas, me gustaba y no se me daba mal, sin embargo no terminaba de encontrar mi lenguaje.

Fue progresivamente y de manera natural que lo figurativo se desvanecía para tener más importancia lo abstracto.

Al inicio de hacer esculturas móviles reciclaba prácticamente casi todo los materiales, ahí dejé salir un poco mi parte más surrealista. Éstos materiales en el tiempo se han ido definiendo más a lo que tenía en mente, y he ido seleccionando o  eligiendo aquellos con los que quería trabajar.

Encontrar la manera de fusionar experiencias es mi objetivo.

. Háblanos de cómo es tu proceso creativo.

¿Tus intervenciones urbanas son espontáneas o sueles prepararlas previamente?

Mi proceso creativo normalmente pasa  por varios estados…que van desde el caos, momentos de temor, algo de enfado conmigo misma, a euforia, emotividad  y finalmente el equilibrio. Algo así como un centrifugado interno.

Generalmente soy muy espontánea, pero depende. Hay proyectos que por cuestiones de logística has de prepararlos previamente. En especial si hay piezas de volumen, o  de gran formato.

A veces son de esos que me despiertan por la noche, y  tengo en la cabeza desde hace tiempo, y con algunos pasan años hasta que consigo materializarlos.

En  ocasiones para los Festivales o encargos te piden una idea previa de lo que vas a hacer, aviso siempre que me gusta improvisar aunque sea un poco y que necesito ese “pequeño” espacio de libertad para trabajar.

Es genial cuando confían en mi trabajo plenamente y me dan libertad para crear sin darme ningún tipo de directriz.

Después están esas escapadas solas a lugares abandonados o intervenciones en la calle  donde lo que necesito es desfogar en ese momento y no me importa nada, ni siquiera el resultado, tan solo liberar la energía. Preparo simplemente algo de pintura o el material que tenga a mano y vaya a utilizar y si puedo aprovecho algo de lo que encuentro por allí, piedras o cristales para rayar una pared, o cosas como cuerdas, tubos, alambres y otros objetos para hacer una instalación.

· ¿Cómo sueles pintar? ¿Sólo o con otros artistas? ¿Colaboraciones? ¿Cómo te gusta más trabajar?

Trabajo sola siempre, es como estoy más cómoda.

Con respecto a las colaboraciones, no las descarto, pero he realizado muy pocas. Aunque me parece una idea atractiva e interesante, creo que es muy difícil encontrar ese punto intermedio donde cada artista ha de desarrollar su idea y fluir  a la vez que se ha de dejar hacerlo al otro/a,  encontrar equilibrio en todos los aspectos. Ha de haber una gran armonía y entendimiento entre amb@s y eso es algo que sucede o no, no se puede forzar.

Me parece genial cuando dos o mas personas se juntan e incluso se divierten  intentando fusionar y crear algo en conjunto.  Es una de las cosas que admiro del mundo del graffiti. Pero como te digo, no quiere decir que el resultado sea por eso el más propicio.

·¿Con qué te encuentras más cómoda? ¿Dentro- cuadros – exposiciones  o fuera – muros – arte urbano? ¿Cuáles son las principales ventajas y/o dificultades (diferencias) de trabajar en la calle o para una exposición en una galería?

No es comparable, es muy diferente y en ambas estoy muy cómoda.

En el trabajo de estudio sobre todo,  puedo llegar a olvidar que existe el tiempo, entro en “modo trance”.

En la calle estás expuesta a la reacción de los demás y compartes tu acción directamente con quien te rodea.

Me resulta muy curiosa la actitud  de quien observa y como va evolucionando a medida que la obra también lo hace. Creo que es algo más vivo, más directo. Súper natural. Lo adoro.

· ¿Qué te aporta realizar tu obra en la calle? ¿Qué crees que aporta a la ciudad? ¿Y a los ciudadanos?

Realizar trabajos en la calle o a gran escala te permite compartir tu arte y llegar a más gente. Es un lugar público, libre.

Lo que aporta a la ciudad y a los ciudadanos habría que preguntárselo a ellos.

Para mi es un trocito de mi vida, a la vez que una reclamación de la calle como nuestra, a través del arte.

·  ¿Qué parte de tu trabajo muralístico  te ayuda a la hora de encontrar galerías donde exponer? ¿Es un punto a favor o en contra en estos momentos?

Sin duda es una oportunidad  fantástica poder trabajar a gran escala. Poder expandirse. A su vez es como una galería abierta que llega a más gente, ya sea porque está en un espacio público o porque se expande a través de las redes sociales. Es una manera de mostrar mi trabajo y de encontrar una conexión más con el que hago en mi estudio.

Proyectos y Futuro.

· ¿Qué opinas de proyectos como el 12+1? ¿Qué opinas sobre la temporalidad de los murales? ¿Deben ser los murales permanentes (y conservados) en las ciudades?

Proyectos donde se de visibilidad a los artistas,  y se reivindique el arte en la calle me parecen positivos. Sobre la temporalidad, siempre existe un final para todo, y el arte en la calle sobre todo tiende a ser efímero. Es lo bello también. Pero es cierto que a la mayoría de nosotras nos gustaría que permaneciera una obra que has creado.

Este tema da para un debate, es complejo y me suele pasar que me encuentro en un punto intermedio.

· Proyectos artísticos más importantes o que recuerdes especialmente/con más cariño.

Siempre voy a recordar la primera intervención que hice en la calle. Gané un concurso para intervenir 3 medianeras de gran tamaño en mi ciudad, Córdoba. Mi propuesta era realizar un mural con volumen, a través de la escultura y utilizando acero corten. Nunca antes había hecho nada similar,  pero estaba convencida que si era posible hacerlo en pequeño, era posible hacerlo a mayor escala. Lo veía en sueños y aquella vez por fin pude hacerlo realidad.

Con la incondicional ayuda de Juan, mi compañero por entonces, amigos e incluso familia, que de últimas los puse a pintar a todos J ,hicieron posible conseguirlo a tiempo y finalizarlo para el día de la inauguración. Fue un gran esfuerzo, pero mereció la pena. Guardo momentos muy divertidos del proceso.  Y aprendí mucho.

· ¿Alguna aventura o anécdota destacada pintando que nos puedas contar?

Quizás  la primera vez que decidí salir (un poco asustada) y de madrugada a pintar mi nombre con una pértiga de seis metros a un edificio demolido de la ciudad, salían ratitas entre las piedras, y yo me había propuesto conseguirlo como hacían los otros chicos. Al final cuando terminé, miré mi nombre gigante color rosa fucsia, sonreía,  y el cielo estaba lleno de estrellas que brillaban especialmente,   en ese mismo momento , como a cámara lenta,  vi como un gato cazaba una paloma que cruzaba la calle a tan solo unos pasos de mi.

Me dí cuenta del significado que tenía todo en sí. Era una pequeña representación de la vida misma. La ley de la selva.

CULTURA STREETART & GRAFFITI:

· ¿Qué opinas sobre la utilización del término “street art”, “postgraffiti” o “muralismo contemporáneo” para englobar un movimiento tan variado? ¿Cómo te defines?

Eso se lo dejo a los critic@s, a la gente le gusta etiquetar todo y a todos.

Yo prefiero ser indefinida.

·  Fotografía digital, Internet y redes sociales. ¿Es bueno y ayuda o no?

Es el medio de hoy en día para la comunicación. Por un lado es bueno, por otro pasamos demasiado tiempo delante de un ordenador y perdemos el contacto real con las personas.

Es mejor  mirar a los ojos.