Degon De alguna forma Instagram es la nueva calle donde se ve el street art

El artista Degon intervino en el 12+1 de Barcelona en mayo de 2019 realizando una obra interactiva, gracias a la aplicación EmotionsAR.

Degon realizando el mural del 12+1 “Green screen art” en Barcelona. Mayo de 2019. Foto: Clara Antón ©.

Muralista, pero también diseñador audiovisual, ¿te sientes más cómodo en la calle o frente al ordenador? ¿cómo conviven las dos dimensiones?

Pues hoy en día frente al ordenador. Trabajo diariamente en él, así que se ha convertido en mi herramienta / entorno cotidiano. Además, mi forma de profundizar en una idea es hacer variaciones progresivas de los bocetos, por lo que me es muy útil poder guardar copias rápidamente para seguir avanzando. Eso… ¡y el Ctrl+Z!

El graffiti me despertó mi inquietud por lo visual y eso me llevó a mi profesión. Hoy en día pintar en la calle me resulta una mezcla de sensaciones interesantes; salir de mi zona de confort “digital” en la que no puedo controlar el tiempo, la luz, la meteorología, la gente, … la naturaleza de la pintura y de su formato físico y una nostalgia agradable

Últimamente estás experimentando con nuevos formatos como el chroma en tus murales, ¿de dónde viene esta idea?

Aparte de la influencia directa de mi profesión, es sin duda por el formato en el que se consume el contenido hoy en día. Lo que hago, como la mayoría de gente, se ve mayoritariamente por internet y más concretamente en Instagram. Así que, de alguna forma Instagram es la nueva “calle” donde se ve el street art. En esta nueva calle se puede jugar con nuevas reglas así que intento aprovecharlas. Además, me gusta pensar en mis piezas como pequeños proyectos globales en que no solo cuenta cómo dibujar una letra o pintar un degradado sino cómo el espectador va a verlo.

¿En tus obras son más importantes las formas geométricas o los colores?

Las formas. Es lo primero que me viene a la cabeza cuando pienso en una idea. Evidentemente el color es importante, pero en mi caso no me es muy difícil relegarlo a un papel secundario, claramente siempre que no tenga una implicación directa en cómo se ve una forma o por alguna idea concreta.

¿Qué te inspira a la hora de realizar nuevos murales? ¿Y qué te inspiró para realizar la obra del 12+1?

Cualquier input ya se del graffiti, el diseño, internet en general o una mezcla de todo ello. Cada cierto tiempo intento aportar alguna idea que salga de la métrica estándar del graffiti, ya sea pintar en overlay, juntar todas mis letras en un punto o el tema del chroma.

Para el 12+1 me inspiró el hecho de poder tener un espacio que, aun estando en la calle, fuese como un museo: enmarcado, con su explicación anexa y expuesto durante un tiempo estipulado. Esto me permitía tener una idea como la del chroma, que a lo mejor podría ser más difícil de entender de un vistazo, explicada y vista a tiempo real gracias a la realidad aumentada. Una experiencia digital en el ámbito físico que todavía no había puesto en práctica y que gracias a la sugerencia y colaboración de Contorno Urbano ha sido posible.

¿Cómo ha sido la percepción de la gente del barrio?

Por lo general, diría que muy buena. Y creo que es parte por, una vez más, el papel del formato que se aleja de un muro y se parece más a un lienzo en la calle. Aun así, creo que no es a mí a quien se tendría que hacer la pregunta 🙂

Entradas relacionadas